Bionatura
Bionatura
Latin American Journal of Biotechnology and Life Sciences
Latin American Journal of Biotechnology and Life Sciences
Go to content
2022.07.03.1
Files > Volume 7 > Vol 7 No 3 2022

/ Index / Next
El Antropoceno desenfrenado
The rampant Anthropocene

Joseph Malta,
Sub Director Académico y de Política de Investigación, Dirección de
Investigación Científica, Humanística y Tecnológica (DICIHT) – Universidad
Nacional Autónoma de Honduras (UNAH)
Available from: http://dx.doi.org/10.21931/RB/2022.07.03.1
 
A nivel global, hemos pasado -sin advertirlo- del homo economicus al Antropoceno. El homo economicus está orientado a la obtención de la máxima ganancia a toda costa (ello, en general, lleva acompañados los procesos de enriquecimiento y empobrecimiento); desconoce la condición humana y condición natural hacia la compasión que todos y cada uno de los seres humanos llevamos dentro. En palabras de Naomi Klein 1 es “el capitalismo contra el clima”. La teoría y práctica económica-humana dominante es la imposición de esta figura productivista, consumista, individualista y excluyente. Incluso, se llega a tal punto de estigmatizar otros comportamientos económicos, políticos, sociales y culturales distintos, al estilo de Toffler, 2 con la radical denominación de “pusilánimes”: descartables o excluidos. Detrás de ello, la vieja la noción de la naturaleza como materia prima y también la nueva noción extractivista, han dado lugar a la era del Antropoceno, digamos, manifiesta en una especie humana destructora (auto – destructora) y sin límites. Este no es un juego de los dueños de los bienes de producción, de los dueños de las máquinas; es un juego perverso de los dueños de la naturaleza, de los dueños del mundo. Y cada país genera -a su vez- sus propios dueños y como espejo sus propias crisis. Al Antropoceno institucionalizado le podemos llamar “destrucción creadora”: Schumpeterismo.3
 
La destrucción es global, de mundo, y global de dimensiones. La destrucción es estructural y acumulativa. Honduras no es la excepción. Honduras ha reproducido a su propio Antropoceno y es un Antropoceno desenfrenado. El Plan General hacia una Universidad como Voz Intelectual y Científica de la Nación 2020-2025, 4 documento referente de la reorganización, operacionalización y reorientación de la UNAH como universidad investigadora, enuncia y describe la gran deriva institucional y democrática de Honduras: a) Ley para la Modernización y Desarrollo del Sector Agrícola (1994); b) Huracán Mitch (1998), c) Golpe de Estado (2009); d) Desfalco al Sistema de Seguridad Social (2015); e) Proceso electoral cuestionado (2017); f) Crisis humanitaria y éxodo migratorio (2018); y g) Pandemia COVID-19, Huracán ETA – IOTA, 2020.
 
Sin dudas, es una crisis institucional, cuyo des-agente es el Antropoceno con sus intereses individuales, sistema de prebendas, privilegios, exclusiones consentidas, etc. Es un Antropoceno multi - fáctico, capaz de provocar desastres naturales y humanos, cuya noción de ser es el “propietarismo”, y cuya noción de cambio -con ciertos matices- también es el “propietarismo”.5 Más allá, a nivel de gobierno y Estado, sus débiles cimientos son: a) política económica de austeridad y corporativa; y, b) política social de compensación y control social.
 
Las opiniones retóricas desde un centro político desencajado, desde la extrema izquierda o desde la ultra – derecha, soportan un “cerro de justificaciones”. Aseguran que están abordando las necesidades sociales auténticas. Y queda el reto de encontrar ideas más conceptuales, razonadas, compasivas, con nuevos paradigmas (más humanos), apegados a las ciencias del desarrollo humano; decididos a la construcción de un Proyecto nacional para el Desarrollo Humano Sostenible (DHS), tal como lo imagina el “Plan General para la Reforma Integral de la UNAH, 2005”. 6Digamos que hay mucha urgencia por una investigación humanística (que asombrosamente es reniego de algunos). La pregunta es ¿cómo poner freno…? R. Se necesita una escala de espacios: nacional, regional y local; donde se puedan escalonar temas: partiendo de la economía solidaria, pasando por un nuevo pacto social, y llegando al derecho a la salud / a la vida; y para ello, es imprescindible el escalonamiento disciplinar: la concurrencia de todas las disciplinas, por y para el desarrollo.7,8 (Figura 1.)


Figura 1. Escala de espacio, escalonar temas y escalonamiento disciplinar.

 
La exclusión, ciertamente, es el principal factor de impedimento del desarrollo económico, social, político y cultural. El Antropoceno es excluyente y extractivista. Se recurre al auxilio de voces hondureñas; alzadas ante este fenómeno que provoca hundimiento de país, manifiesto en: autoritarismo, exclusión, inseguridad y corrupción. Son voces calificadas:  
 
1) Desde la economía solidaria. En el año 2018, Hugo Noé Pino, actual I Vicepresidente del Congreso Nacional de Honduras, recibió el Premio José Cecilio del Valle (por el Colegio de Economistas de Honduras), y dijo: “Cualquiera que sea nuestra postura políti­ca, estamos obligados, ética y científicamente a dar la mejor respuesta a problemas de nuestro tiempo. Se debe establecer un pacto social y aportar su intelecto (los economistas) para construir un verdadero proyecto de país, inclusivo y democrático”.9
 
2) Desde un nuevo pacto social. Edmundo Orellana, actual Ministro de Transparencia y Lucha contra la Corrupción (de Honduras) ha dicho: “En Honduras hay dos sistemas operando al mismo tiempo, pero en dimensiones diferentes. El que reconoce nuestra Constitución y el resto del ordenamiento jurídico, y aquel en que vive la población. El primero, se asienta y se orienta en el postulado constitucional de que ‘la persona humana es el fin supremo de la sociedad y del Estado’, por lo que Honduras se constituye como ‘un Estado de derecho (…) para asegurar a sus habitantes el goce de la justicia, la libertad, la cultura y el bienestar económico y social’. El segundo, conspira contra estos postulados constitucionales, revelando indicadores de privación y marginación, que nos colocan entre los países más inequitativos del mundo”.10
 
3) Desde el derecho a la salud / a la vida. Sir. Salvador Moncada, hondureño, dos veces mocionado al Premio Nobel de Medicina, opina lo siguiente, en el marco de la pandemia COVID-19: “Nos preocupa que la crisis económica dure mucho tiempo, misma que se agudiza al ser Honduras uno de los países más desiguales”. “…hacemos al país más dependiente, más pobre, donde buscamos vender a transnacionales a pedazos de nuestro territorio para desarrollarlo, este modelo económico social que tenemos es malo y estratégicamente dañino”. “…se inventaron dos mezclas que les están dando a los pacientes, las cuales no tienen ningún efecto clínico, sin ningún estudio científico, sin pensamiento crítico, que fueron simplemente un negocio para algunos y que muchos se enriquecieron con ese tipo de estafa”.11
 
Con lo anterior en mente; -buscando cómo llenar el vacío de la gestión curricular de la investigación (la transversalidad de la investigación: el manejo de la política de investigación, el método científico y la gestión del conocimiento); cómo mantener a la UNAH en su posicionamiento en el Ranking Mundial Scimago 2022 y QS 2023 (gestión de la investigación e
innovación científica); y cómo cumplir con el mandato constitucional, artículo 160, de participar en la solución de los problemas nacionales (gestión de la investigación para el DHS); la UNAH, en alianza estratégica con la Revista Bionatura,, lanzó la convocatoria del “XIV Congreso de Investigación Científica, UNAH 2022: a la luz de la agenda 2030 para el desarrollo humano sostenible DHS)”, en especial el Fórum 1 “Ciencia, salud y vida”, que se propone: “Abrir un espacio de encuentro entre la investigación universitaria nacional e internacional y la comunidad en general para dar a conocer los mejores resultados de investigación en un número especial de la revista  Bionatura (SCOPUS, Q4) a fin de que estos nuevos conocimientos contribuyan a solucionar problemáticas del área de salud y ciencias afines”.12 Así, en esta Revista, se presentan 26 artículos en los ejes temáticos abajo indicados, cuya gestión del conocimiento de los mismos, no hay dudas, ayudará a combatir al Antropoceno individual de cada uno y al Antropoceno que silenciosa, pero imperiosamente, se elevó hasta el dictado de políticas públicas inapropiadas. Los ejes del Fórum1 propuestos fueron: a) Ciencias biológicas, naturales y ambientales (respuesta al cambio climático); b) Ciencias médicas y de la salud (derecho a la salud); c) Ciencias químicas, farmacéuticas e industria farmacéutica (producción farmacéutica local); d) Ciencias microbiológicas y biotecnología (innovación, desarrollo agroindustrial); e) Ciencias agronómicas (desarrollo rural). La conjunción de ejes es un concepto de desarrollo y vida. La DICIHT agradece a los autores, a los equipos de pre revisores de la UNAH, entre otros, y los declara ciudadanos profesionales del mundo: combatientes del Antropoceno desenfrenado.
 
Pero, ¿qué es el antropoceno?, ¿por qué el lema del Fórum 1 del Congreso “Ciencia, salud y vida”? 1.- Prevalecen los deseos frente a la vida: “Nos hemos vuelto tan adeptos a desbrozar el terreno de juego ecológico con el fin de satisfacer los deseos humanos que a menudo expulsamos literalmente al resto de la vida fuera de la escena”.13 2.- Prevalece el dominio humano frente a la vida: “…una era en que la Tierra está dominada por el ser humano, porque el volumen de las actividades humanas es ahora tan grande que ha desbaratado todos los sistemas fundamentales para el sostenimiento de la vida”.14  El Informe sobre el desarrollo humano 2020 del PNUD se denomina “La próxima frontera: el desarrollo humano y el Antropoceno”. Los días de pandemia COVID-19 nos han develado un panorama mundial multi-crisis; o ponemos límites o pasamos las fronteras del sin retorno. Dice el PNUD que: “La exploración de esa frontera es el propósito fundamental (…) del Informe…”. Agrega: “…somos las primeras personas que vivimos en una era definida por las elecciones humanas, en la que el riesgo dominante para nuestra supervivencia somos nosotros mismos”15. Esta Revista Bionatura Edición Especial Honduras, quiere también explorar esas fronteras en el terreno hondureño. Los “ámbitos de los sistemas naturales” [suelo, dióxido de carbono, agua, nitrógeno, plantas, aves, pesquerías 16 no son exactos a los 5 ejes del fórum 1, pero caminan por las mismas fronteras: la elección es la vida.
 
 
REFERENCIAS
 
1.        Klein, N. Esto lo cambia todo. El capitalismo contra el clima. Primera edición. México, D.F.: PAIDÓS; 2015.
2.        Toffler, A.; Toffler, H. La revolución de la riqueza. México, D.F.: DEBATE; 2006.

3.        Schumpeter, J. Teoría del desenvolvimiento económico. México, D.F.: Fondo de Cultura Económica (FCE); 1963.
4.        Ruíz, S.J.; Malta, J. Plan General hacia una Universidad como Voz Intelectual y Científica de la Nación. Estrategia de Reorientación de la Gestión
General de la Investigación en la UNAH. Vol. I. Tegucigalpa, M.D.C., Francisco Morazán: Editorial Universitaria. UNAH; 2019.
5.        Piketty, T. El capital en el siglo XXI. Primera edición. Madrid, España: Fondo de Cultura Económica (FCE); 2014.
 
6.        Comisión de Transición UNAH 2005 - 2007. Plan General para la Reforma Integral de la UNAH 2005. Tegucigalpa, Honduras: Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Unidad Técnica de Apoyo a la Reforma Universitaria; 2005.
 
7.        UNAH-DICIHT. TdR Comisión de Investigación en Políticas Públicas para una Salida de la Pandemia y la Transformación Nacional. Economía para la vida, contrato de convivencia social y la vida local: CURRÍCULO PARA LA VIDA EN HONDURAS. Tegucigalpa, Honduras: Universidad Nacional Autónoma de Honduras; 2020. p. 13.
 
8.        UNAH - Rectoría - DICIHT. Guión metodológico de curso básico: Construcción participativa de políticas de Desarrollo Económico Local en mancomunidad. Tegucigalpa, M.D.C., Francisco Morazán; 2020. p. 3.
 
9.        el Heraldo. Sección Economía. 2018 Nov 24;32.
 
10.      Orellana, E. Sistema de exclusión por conspiración constitucional. In: El inclusionismo: Nuevo modo de producción. Primera edición. Tegucigalpa,
M.D.C., Honduras; 2014. p. 27–8.
11.      Rodríguez, J. Destacados científicos recomiendan invertir en ciencias y tecnología y cambiar el modelo económico - social. PRESENCIA
UNIVERSITARIA. 2020 Sep 7;1.
12.      UNAH - SICIHT - DICIHT. Cuaderno Fórum 1 “Ciencia, salud y vida.” Tegucigalpa, M.D.C., Honduras; 2022.
13.      Sachs, J. Economía para un planeta abarrotado. Primera edición. Barcelona, España: DEBATE; 2008. 100 p.
14.      Sachs, J. Economía para un planeta abarrotado. Primera edición. Barcelona, España: DEBATE; 2008. 101 p.
15.      PNUD. Panorama general. Informe sobre desarrollo humano 2020. La próxima frontera. El desarrollo humano y el Antropoceno. New York; 2020.
16.      Sachs, J. Economía para un planeta abarrotado. Primera edición. Barcelona, España: DEBATE; 2008. 101–108 p.
 
 

 
Received: 19 March 2022 / Accepted: 15 July 2022 / Published:15 Agoust 2022
 
Citation: Malta J. El Antropoceno desenfrenado. Revis Bionatura 2022;7(3) 1. http://dx.doi.org/10.21931/RB/2022.07.03.1
Back to content